lunes, 1 de abril de 2013

DON VIRGILIO TOSTA



DON VIRGILIO TOSTA

Don Virgilio Tosta,  nació el 27 de noviembre de 1922, en Guadarrama, municipio Arismendi del estado Barinas, curso estudios de bachillerato en los liceos “Fermín Toro” y  “Andrés Bello” de Caracas.  Fue doctor en  Derecho y Ciencias Políticas, egresado de la Universidad Central de Venezuela, con diploma Summa Cum Laude.

Del doctor Virgilio Tosta podríamos decir que no ejerció su profesión de abogado, su vida la consagró a la docencia y la investigación. Se destaco como profesor en el Colegio Sucre, Instituto Libertador, Colegio Católico Venezolano, Liceos de Caracas Andrés Bello, Fermín Toro, Juan Vicente González, Carlos Soublette, Rafael Urdaneta y de Aplicación, Instituto Pedagógico de Caracas, Universidad Central de Venezuela, Jefe de la Sección de Idiomas y Literatura de la Escuela Militar y Jefe de la Sección de Cultura y Publicaciones de la misma.
Nuestro Ilustre y recordado barinés, ocupó, desde 1963, el Sillón Letra “Y” de la Academia Nacional de la Historia, y se distinguió como Miembro Correspondiente de la Real Academia de la Historia de Madrid y de la Academia Puertorriqueña de la Historia.

En 1958 fue designado por la Junta de Gobierno, Gobernador del estado  Barinas. Ruiz-Guevara nos dice, que inicia “su política estrechando relaciones con los partidos políticos que gravitaban para ese entonces alrededor del hermoso movimiento unitario surgido el 23 de enero de 1958; garantizando en todo momento la imparcialidad de su gestión política y administrativa.

Proyecta un Plan de obras públicas que pone en ejecución de inmediato, revelando sus dotes de gobernante dinámico y progresista.
Estimula el movimiento cultural en el Estado, creando adscrita a la Dirección de Política y Educación de la Secretaría General de Gobierno, un Servicio de Ediciones y Publicaciones que versen sobre aspectos y valores notables de la cultura y vida del Estado.”

El doctor Virgilio Tosta, también desempeño las funciones de  Senador y Diputado del Congreso Nacional en representación de su estado Barinas.

Después de su desaparición física ocurrida en la ciudad de Caracas el pasado 5 de setiembre podemos afirmar con sentimiento telúrico que su vida la dedico por entero a la docencia y a la investigación histórica y que nuestro ilustre coterráneo tiene los méritos de ser el barinés que más le escribió a la tierra barinesa. Su obra “Historia de Barinas”, editada por la Academia Nacional de la Historia, comprende 5 tomos, con más de 600 páginas cada uno. Además, es autor de un sin números de títulos dedicados a Barinas, tales como: Galería de Ilustres Barineses, Pueblos de Barinas, La Ciudad Viajera, Familias, Cabildos y Vecinos de la Antigua Barinas, Guadarrama (Biografía de un pueblo barinés), El Libertador y Barinas, Historia Colonial de Barinas, Sucedió en Barinas, Historia Sobre Imprenta y Periodismo en Barinas, Tres Próceres Barineses, Historia de la Provincia de Barinas, Barineses Ilustres, Crónicas de Barinas y muchas otras. También el prolífico escritor dejó publicada una serie de obras didácticas y humanísticas en la que se destacan: Unidad del Pensamiento de Don Cecilio Acosta, Apuntes de Sociología, Un Opúsculo de Gramática, Pensamiento Social de Ilustres Venezolanos, Ideas Educativas de Venezolanos Eminentes, Exégesis del Pensamiento Social de don Fermín Toro, Apuntes de Sociología, Manual de Sociología, F. Tosta García, Militar, Político, Escritor, Académico.
  
Estas y tantas otras obras,  como su vida misma, ejemplo de dignidad y de ciudadanía integral, nos hacen sentir orgullosos de este hijo ilustre de Barinas y del país y que a pesar de la ignorancia y pequeñez de tantos seres sin sombra, su muerte no es el olvido, porque el verbo no muere nunca, el verbo perdura por siempre y su obra lo eleva al pedestal alto de la sencillez y la producción creativa, que le alejo siempre de la mediocridad que deambula en esta sociedad cargada de cosas intranscendentes.       


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada